ESCUCHA EN ESPAÑOL| FÁBULAS para APRENDER ESPAÑOL. HISTORIAS ESPAÑOL. Spanish Storytelling SPANISH


¡Hola amigos! Bienvenidos un día más a español y olé.


Vamos a empezar con nuestro mantra particular: yo hablo español, yo hablo español, yo hablo español.


Amigos hoy os voy a pedir que os suscribáis a mi canal todos aquellos que todavía no lo habéis hecho porque siempre lo digo al final y no sé si llegáis todos al final. Así que por favor suscribiros a mi canal para que así siempre estáis informados de los nuevos vídeos que voy subiendo porque yo me voy a esforzar también un poquito más para subir más vídeos y que todos podáis aprender conmigo mucho español.


Hoy os traigo otra fábula, otro cuento, porque los vídeos que he subido con cuentos anteriormente han tenido muchísimo éxito y algunos de vosotros me habéis pedido que pues que haga más vídeos así. Entonces yo me he acordado de que cuando yo era pequeña, mi abuelo me contaba un cuento que a mí me encantaba. Siempre me contaba más o menos los mismos y este era uno de mis favoritos. A mi abuelo, que se llamaba Pepe, le encantaba contarnos cuentos a los nietos y yo me llevé la mayor parte de ellos porque yo era la nieta mayor. Entre ellos estaba este cuento del "Pastorcillo Mentiroso". A él le encantaba contarnos cuentos que tuviesen una moraleja o sea que recibiésemos una enseñanza al final. Como he dicho el título del cuento es “El Pastorcillo Mentiroso”. Pastorcillo es el diminutivo de pastor, pastor es la persona que se encarga de cuidar del ganado. El ganado pueden ser ovejas, pueden ser cabras, puede ser vacas, son todo este tipo de animales. Sin más preámbulos paso a contar la fábula.


Había en un pueblo un pastor que se pasaba el día en el monte cuidando de sus ovejas. El pastor a veces se aburría mucho y no sabía qué hacer para entretenerse, así que un buen día se le ocurrió que iba a gastar una broma a sus vecinos del pueblo y así empezó un día. Cuando llegó del monte por la tarde, empezó a gritar:


- ¡Qué viene el lobo, que viene el lobo, que viene el lobo!


Y todos los vecinos del pueblo estaban super asustados y se escondían en sus casas porque claro era mentira. Él les estaba gastando una broma porque quería reírse de ellos. Los vecinos muy muy muy asustados se encerraban en casa y no querían salir hasta que de nuevo oían:


- Jajajajaja, era una broma. ¡Tontos, tontos! Mira que sois tontos, simplemente era una broma jajajajaja”.


Los vecinos estaban muy enfadados, pues todos los días el pastorcito mentiroso o el pastorcillo mentiroso, los engañaba y les hacía creer que venía el lobo con lo cual estaban muy asustados. Así los vecinos empezaron a hartarse de él y ya no le hacían caso, cuando él venía riéndose, diciendo que venía el lobo ya ni siquiera lo escuchaban. Pero, ¿qué pasó un día? Un día realmente el pastorcillo venía con una cara bastante asustada y venía gritando:


- ¡El lobo, el lobo, que viene el lobo, socorro, socorro, por favor que alguien me ayude, que viene el lobo, socorro, socorro!


Esta vez era verdad, el lobo había venido siguiéndole desde el monte y salió a correr detrás de él y de sus ovejas. Pero claro la gente del pueblo estaba tan cansada de las bromas pesadas del pastocillo que nadie le hizo caso, ni nadie salió en su auxilio, con lo cual el lobo se comió todas las ovejas del pastorcillo que no recibió ninguna ayuda de nadie.


Cuando la gente del pueblo se enteró que realmente el lobo se había comido las ovejas del pastorcillo, todo el mundo decía, le está muy bien empleado, eso le ha pasado por ser una persona mentirosa. Tantas veces nos ha engañado, tantas veces nos ha mentido, que cuando el lobo ha llegado de verdad nadie se lo ha creído. Con lo cual nadie ha salido a ayudarle y el pastorcillo pues se ha quedado sin sus ovejas.


Moraleja: No se puede ser una persona mentirosa hay que decir siempre la verdad porque si no corremos el riesgo de que cuando nos pase una cosa de verdad nadie nos vaya a creer como al pastorcillo de nuestro cuento. Así que nosotros todos los seguidores de español y olé que ya lo sabemos, siempre vamos a decir la verdad. 


Bueno amigos y hasta aquí ha llegado el vídeo de hoy, espero que os haya gustado un montón y sobre todo y lo más importante que os sirva para seguir aprendiendo español. Aquí me despido de todos vosotros y ya sabéis nos vemos aquí en futuros vídeos de español y olé. Un beso y hasta pronto ¡adiós!



16 vistas0 comentarios