👂ESCUCHA en ESPAÑOL: #CUENTOS para APRENDER Español. HUEVO, ZANAHORIAS Y CAFÉ. Spanish storytelling



¡Hola amigos, bienvenidos un día más a español y olé!


Empezamos como siempre con nuestro mantra particular: yo hablo español, yo hablo español,  yo hablo español.


Bueno y hoy os traigo otro cuento, sabéis que los cuentos me encantan. No sé si a vosotros también me encantaría que me lo dijisteis en los comentarios.


Bueno, pues este cuento lo oí hace bastante tiempo y os lo voy a relatar tal y como yo lo he encontrado. Se titula huevo, zanahorias y café y probablemente muchos de vosotros ya lo sabéis pero, bueno, siempre es bueno para aprender un poquito de español. 


Dice así el cuento:


Había una vez un padre y una hija y estaban charlando, estaban hablando y la hija se quejaba al padre de que su vida era muy difícil, tenía muchos problemas, tenía muchas complicaciones y estaba muy cansada de siempre, siempre estar luchando. Vaya, que la pobre estaba totalmente desanimada y decaída. Su padre que era cocinero de profesión se la llevó al restaurante donde trabajaba y entraron en la cocina. Estaban ellos solos y le dijo:


- Vamos a hacer una cosa.


La hija no entendía muy bien dónde quería ir a parar su padre. El caso es que el buen hombre puso tres ollas de agua al fuego. Cuando, las cuando el agua de las ollas llegó a ebullición, es decir cuando el agua de las ollas rompió a hervir, el hombre, puso un huevo en la primera olla, en la segunda ella puso una zanahoria y por último en la tercera olla puso unos granos de café.


Bueno, la hija estaba como sorprendida, con los ojos como platos, no sabía que quería hacer o que le quería enseñar su padre con aquello. Cuando pasaron 20 minutos, el padre sacó el huevo de la olla y lo puso en un plato. Sacó la zanahoria de la otra olla y la puso en un plato, y por último vertió el contenido de la olla que tenía los granos de café,

el contenido lo he hecho en una taza, bueno en dos tazas.


Y la hija le preguntó:


- Padre, ¿Qué significa todo esto? ¿Qué me quieres decir? ¿Adónde quieres ir a parar?


Y le dijo:


- Mira hija, estos tres elementos, el huevo, la zanahoria y los granos de café se han enfrentado a una misma adversidad, a una misma cosa mala entre comillas, que es el agua hirviendo. ¿Qué ha pasado? Que cada uno ha respondido o ha actuado a esta adversidad de una manera diferente. El huevo, el huevo llegó blandito por dentro y con una piel dura y al pasar por esta adversidad, por esta cosa mala del agua hirviendo se ha vuelto duro e insensible por dentro, su corazón se ha hecho como una piedra. Sin embargo la zanahoria que venía fuerte, venía potente, al pasar por la adversidad del agua hirviendo se ha vuelto blanda, se ha vuelto muy débil, muy débil.

Y por último le dijo:


- Y los granos, los granos de café, que también venían fuertes, que venían pues con un aroma buenísimo, un color precioso, al pasar por el agua hirviendo han dejado lo mejor de sí mismos, han desprendido lo mejor que tenían para hacer un líquido excepcional, un líquido llamado café, que está delicioso y el cual te invito a probar en estas dos tazas.


La hija se quedó muy pensativa y el padre le dijo:


- Hija mía, así es, las adversidades están siempre, los problemas están siempre, las cosas malas que no nos gustan y que nos pasan, están siempre, lo único que nosotros podemos cambiar es la manera en la que nos enfrentamos a ellas. La manera o las personas en que nos convertimos al pasar por toda esta serie de adversidades, al pasar por toda esta serie de obstáculos. Ya cuando las hemos pasado, no somos la misma persona que éramos antes de que pasara este suceso o esta adversidad. Ahora nos hemos convertido en personas diferentes, y pues, depende de nosotros en el tipo de persona que nos convirtamos. Ese es nuestro poder porque los problemas nunca van a desaparecer.


La hija se quedó muy, muy contenta, se quedó pensando en aquello que su padre le había dicho y decidió que de ahora en adelante, iba a pensar las cosas de otra manera, iba a intentarlo a intentar ver todo desde esta perspectiva que su padre le había mostrado. Con lo cual este día agradeció a su padre la gran enseñanza que de ese momento en adelante iba a poner en práctica.


¿Qué os parece españoleros? ¿Os ha gustado? ¿Os dice algo? ¿Conocíais este cuento?  Y si es así, por favor comentadme, comentadme en los comentarios todo lo que os ha sugerido este cuento, si os ha hecho pensar si no, no sé vosotros mismos. 


Bueno pues yo como siempre ya he acabado este vídeo y me encantaría que si os ha gustado le dieseis a me gusta. También me gustaría mucho que me dijeses qué tipo de vídeo os gustan, si los vídeos de vocabulario, los vídeos de conversación, los cuentos, para que yo sabiendo cuáles son vuestros gustos pueda hacer más vídeos de ese tipo. Pues yo estoy encantada de hacer vídeos para vosotros porque a mí esto es un disfrute.


Bueno amigos, pues no os olvidéis suscribiros y nos vemos aquí en futuros vídeos de español y olé. Un beso y hasta muy pronto amigos, adiós.



18 visualizaciones0 comentarios