🇪🇸CONVERSACIONES COTIDIANAS en español. 🐠#1 Conversación en la PESCADERÍA. Español del día a día.



¡Hola amigos! Hoy nos vamos a la pescadería con nuestra amiga Luisa Españolera. En este vídeo nos va a contar por qué decidió ir a la pescadería. También nos va a contar la conversación que tuvo con el pescadero y finalizará el vídeo contándonos o enseñándonos algunas palabras más de vocabulario. Así que si queréis aprender todo esto, no os perdáis el siguiente vídeo.


¡Hola amigos! Hace tiempo que no como pescado y la verdad es que me apetece mucho, así que he ido a mi pescadería de confianza a comprar. Es muy importante que compremos pescado en un sitio seguro para que nos lo den fresco. A mi me gusta comprar el pescado entero y luego le digo al pescadero que me lo haga filetes. En mi pescadería incluso te limpian el pescado. Les suelen quitar las escamas y si pides un kilo de boquerones les quitan la raspa.


¡Y ya están listos para enharinar y freír! Así cuando llegue a casa no tendré que limpiarlos y no tendré que quitarles las vísceras.


A continuación os dejo la conversación en la pescadería que he tenido esta mañana:


-Buenos días, Antonio.

- Buenos días, Luisa. ¿Qué te pongo hoy?

- Ponme una merluza entera. ¿Es fresca?

- ¡Claro que sí! ¡Fíjate! Tiene la piel tensa, un rico olor marino y los ojos brillantes.

- ¡Es verdad! ¿Me la puedes filetear?

-Sí. ¿Quieres la cabeza y las vísceras?

- Sí, dámelas. Con ellas haré una rica sopa de pescado.

- ¿Qué más te pongo?

- Un kilo de boquerones. ¿Me los puedes limpiar y desraspar?

- Sí, si quieres, dejamelos aquí y pásate en una hora cuando los tenga listos.

- ¡Vale! Por último, me llevo medio kilo de gambas y 1/4 de kilo de almejas para preparar una paella.

- De acuerdo. ¿Te lo guardo todo?

- Sí. Dentro de una hora lo recogeré todo. Así aprovecho para hacer unos recados. Hasta luego, Antonio.

- Chao, Luisa.


Y ahora vamos a ver algunas palabras de vocabulario que han ido apareciendo en rojo en el texto.


Así pues, tenemos la primera palabra que es filetes. Filetes es cuando el pescado está cortado en trozos o rebanadas, como se ve en esta foto. Y de aquí, de filete, viene un verbo que es el verbo filetear. Y como ya hemos explicado antes, lo que es un filete, pues filetear, es partir el pescado en filetes.


Aquí tenemos otra palabra referente al pescado de nuevo y es la raspa, la raspa es la la espina, que es un sinónimo de raspa también, espina, que va dentro del pescado. Y también esta palabra nos lleva a un verbo de nuevo y es el verbo desraspar y que significa quitar la raspa al pescado.


Y también tenemos otro verbo que ha aparecido en el texto y que tiene que ver con la harina y tiene también que ver con lo que hacemos antes de freír el pescado. Y es enharinar, enharinar es echar harina en el pescado para luego freírlo como he dicho, y así podremos hacer unos riquísimos boquerones fritos como vemos en esta foto. Muy típicos aquí en Andalucía, por cierto.


Y otra palabra que aparece es vísceras. Vísceras es todo lo que hay dentro del pescado. Digamos que todas las tripas y todo lo que no se come. Aunque a veces, como también decíamos en el texto, con la cabeza y las vísceras del pescado se puede hacer sopa o también se pueden hacer ricas salsas.


Y otra palabra para nuestro vocabulario es escamas. Esto son las escamas, la piel, digamos, del pescado, como aparece en esta foto.


Un tipo de pescado que también ha aparecido en el texto es la merluza, que aquí he puesto una foto para que veáis lo que es.


Luego aparece un adjetivo que es tenso. En este caso nos hablaba el pescadero de que la piel del pescado, de la merluza en este caso, estaba tensa y algo que está tenso es algo que está en tensión, está recto y totalmente estirado, como la piel de una merluza bien fresca.


¿Y qué es el olor marino? Marino, un adjetivo, pues el olor marino, es todo aquello que huele a mar.


Y por último, nuestra amiga Luisa Españolera nos decía que iba a hacer unos recados. Es muy típico en español irse a hacer recados y en otros lugares también se llama hacer mandados. Y... ¿cómo sería una mañana de recados o de mandados para Luisa Españolera? Pues una mañana de recados, podría ser una en la que se hiciesen las siguientes cosas.


Por ejemplo: echar una carta al buzón, ir a comprar una libreta a una papelería, recoger una chaqueta de la tintorería. También podría llevar unos zapatos al zapatero para arreglar o devolver un libro a la biblioteca, o comprar unos botones en la mercería. Esto sería una mañana entera dedicada a hacer recados o mandados.


Y amigos si este video os ha gustado, por favor le dais a me gusta. No olvidéis suscribiros y nos vemos como siempre aquí en futuros vídeos de español y olé.


un besito y hasta pronto, amigos. Adiós.


16 vistas0 comentarios