😱 APRENDER ESPAÑOL con HISTORIAS. Storytelling spanish class. Español en contexto. Tips para la vida



¡Hola españoleros, bienvenidos un día más a español y olé! En el vídeo de hoy vamos a aprender español con cuentos, esos cuentos que tanto nos gustan porque tienen una moraleja o una enseñanza al final, es decir no sólo vamos a aprender español sino que también vamos a aprender algo que nos va a servir para nuestra vida diaria. Así que por favor tenéis que ver este vídeo hasta el final de mi canal de youtube "Español y Olé". Si aún no habéis suscrito os animo a ello porque juntos vamos a trabajar muchísimo para aprender español.


Vamos a empezar como siempre con nuestro mantra particular: yo hablo español, yo hablo español, yo hablo español.


Bueno pues este cuento dice así: había una vez un maestro con varios discípulos. Un discípulo es igual a un alumno, a un estudiante, a alguien que quiere aprender, ese es el significado de la palabra discípulo. Bueno pues el caso es que estaba este maestro con sus discípulos que querían aprender lo que el maestro tenía que decirles y el maestro agarró un vaso de agua, así, y le dijo: ¿Qué creéis que pesa este vaso de agua? Bueno pues todos los alumnos empezaron a decir, 200 gramos, 250 gramos, en fin, cada uno lo que pensaba. El maestro respondió: el peso realmente no es lo importante, lo importante es si lo sostengo durante un minuto, si lo sostengo durante un minuto no pasará nada, si lo sostengo, es decir si lo sigo cogiendo durante una hora, probablemente el brazo empezará a dolerme y se me pondrá muy dolorido. Si lo sostengo durante un día, el brazo se paralizará es decir no lo podré volver a mover. El vaso nunca cambia pero cuanto más tiempo lo sostengo más difícil de sostener es. Es decir, más difícil de soportar se vuelve.


El maestro continuó diciendo: las preocupaciones, los pensamientos negativos, los rencores, el resentimiento, son como el vaso de agua. Si piensas en ellos un rato, un rato pequeño, no pasa nada pero si estás un día entero pensando en ellos o toda la semana, acabas sintiéndote paralizado, acabas sintiéndote destrozado, muy mal emocionalmente e incapaz de hacer nada.


Moraleja, aprendizaje: Acuérdate de soltar el vaso. Soltar el vaso. Ya hemos soltado el vaso, pues los pensamientos negativos, los rencores, los resentimientos, que son como el vaso de agua, tenemos que aprender a soltarlos, no pensar en ellos porque de esta manera toda nuestra vida se nos hará mucho más sencilla, mucho más fácil y en definitiva mucho más feliz.


Amigos, espero que este vídeo os haya gustado, a mí esta historia cuando la leí me encantó. Si así ha sido por favor le dais a me gusta, no olvidéis suscribiros al canal y nos vemos aquí como siempre en futuros vídeos de español y olé. Un beso y hasta muy pronto amigos.


Adiós.



29 visualizaciones0 comentarios